fbpx
baterias de litio reciclables

Día mundial del reciclaje: ¿Son las baterías de Litio reciclables?

De seguro en algún momento habréis escuchado sobre las 3 erres del reciclaje; Reducir, Reciclar y Reusar, pero, ¿sabíais que las motos eléctricas cumplen con cada una de ellas?

Las motos eléctricas son el vehículo ideal para generar un impacto positivo en el medioambiente, gracias a que permiten Reducir las emisiones de gases nocivos como el CO₂.

Y aunque el tema de sus baterías durante los últimos años ha generado diversas polémicas. Las cuales giran en torno a la pregunta ¿Se pueden reciclar las baterías de las motos eléctricas?

La respuesta es un rotundo sí. Es posible Reciclar las baterías de Litio y estas además se pueden Reusar. Para conocer más detalles os invitamos a seguir leyendo.

¿Qué son las baterías de Litio?

Las baterías de Litio son un dispositivo de celdas de energía las cuales se encuentran diseñadas para el almacenamiento de energía eléctrica. Actualmente la mayor parte de las baterías utilizadas por las motos eléctricas suelen ser de Litio.

Estas poseen una vida útil entre 1.000 y 1.500 ciclos de carga completa. En comparación con las baterías tradicionales, son mucho más seguras y su capacidad de almacenamiento es mayor. Lo que alarga su duración y permite disminuir el tiempo de carga.

Gracias a las numerosas ventajas que brindan las motos eléctricas, cada vez son más las personas que optan por sumarse a la movilidad sostenible. De este modo se espera un previsible crecimiento de la movilidad eléctrica en los próximos años, por lo que cada vez será mayor el número de baterías que se produzcan.

Así que es común preguntarse ¿Qué se hará con todas esas baterías de Litio? Ya que pueden convertirse en un nuevo problema ambiental. Lo que hace necesario soluciones sostenibles de recogida y reciclaje de las baterías una vez que hayan finalizado su vida útil.

Primeros procesos de recogida y reciclaje

En el periodo de 2015 y 2018 en Europa solo se reciclaba el 50% de las baterías de Litio. Para este entonces marcas como Nissan y Renault empezaron a retirar varios de sus vehículos eléctricos, ya que la capacidad que poseían sus baterías ya se encontraba por debajo del 70%. 

La solución por la que optaron ambas marcas fue reutilizar las baterías degradadas permitiendo que las mismas se colocarán en diversos hogares. Esto fue posible debido a que las baterías funcionan como acumulador de energía para todos aquellos hogares donde se tienen placas solares.

Este proceso no permite solucionar por completo el problema, ya que para ello se necesitaría un mercado que absorbiera todas las baterías de Litio que necesitan ser procesadas.

Pero, gracias a los avances tecnológicos de instituciones como la universidad tecnológica de Michigan y empresas como Duesenfeld, actualmente es posible reciclar por completo las baterías de Litio.

¿Cómo se reciclan las baterías de Litio?

El nuevo método de reciclaje de las baterías de Litio funciona a temperatura ambiente, ya no por medio de fundición como ocurría con las baterías de plomo. Gracias a este método es posible reciclar hasta un 70% de las baterías, utilizando únicamente procesos mecánicos. Y hasta un 90% si se incluyen técnicas hidrometalúrgicas.

El proceso de reciclaje de las baterías de Litio consiste en descargar la energía remanente, dejando el voltaje en 0, para así reducir el riesgo eléctrico al mínimo.

Seguidamente las baterías se desensamblan en una atmósfera de nitrógeno donde las temperaturas son bajas. Las carcasas de plástico se reciclan de forma conveniente. En cuanto a los metales como los circuitos y cables, se separan.

En esta fase es posible recoger una gran cantidad de cobre y otros metales útiles. El reciclaje de estos materiales significa que todos los metales obtienen altas tasas de recuperación para así disfrutar de una segunda, tercera o cuarta vida útil.

Luego, en una atmósfera de gas inerte, donde el aire se circula constantemente para evitar la formación de gases tóxicos, se pasa al triturado mecánico.

En un primer contenedor se neutralizan de forma segura las baterías como el electrolito y en un segundo contenedor, se clasifican los productos que se hayan triturado.

Por último, se recupera el material triturado mediante destilación. El disolvente se separa y se envía a industrias químicas para su posterior preparación y uso en la fabricación de baterías nuevas. 

Este método se denomina “Duesenfeld”, con él es posible ahorrar 4,8 toneladas de CO₂ por 1 tonelada de baterías recicladas.

¿Por qué usar baterías de Litio?

Además de brindar una solución sostenible para el medio ambiente, las baterías de Litio presentan numerosas ventajas, entre ellas se encuentran:

  • Podéis cargarlas completamente en 1 hora.
  • Permite un menor consumo energético.
  • Ayuda a reducir las emisiones de gases contaminantes nocivos para el planeta y la salud.
  • Mayor productividad. Son un 30% más eficientes energéticamente que cualquier otra batería.

Si queréis conocer más detalles acerca del uso de las baterías de Litio, os invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales, nos encontramos en Instagram, Facebook y LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *